Templo de San Agustín

El templo de San Agustín es uno de los más antiguos de la ciudad y perteneció, hasta mediados del siglo XX, a los padres Agustinos que habían llegado a Pasto en 1585. El actual templo, con características coloniales en su aspecto exterior, fue levantado después del terremoto de 1834 cuando numerosas edificaciones religiosas fueron destruidas.


ESTILO ARQUITECTONICO Y DISEÑO ARTISTICO
 
Su estilo del templo actual es románico con ciertas reminiscencias de otros templos agustinos que se hallan en otros sitios del país. En el altar o retablo mayor se encuentra una concha artística elaborada en madera, de la cual parece ascender la estatua de San Agustín, su frontis y torres, están hechas de cal y canto y ladrillo, tienen un marcado parecido con el templo de la Candelaria en Bogotá, regido por los padres Agustinos.

San Agustín alberga históricas imágenes propias de la Escuela Quiteña del siglo XVIII. Entre ellas, se destaca la del Señor de las Caídas, considerada una verdadera joya colonial, imagen que tiene como personaje principal a Jesús Nazareno cargando la cruz camino al Calvario, acompañado por esculturas de soldados romanos. La imagen es llevada por los Cargueros en sus hombros en las procesiones de Martes y Viernes Santo, su peso aproximado es de una tonelada.

También se venera la imagen del Señor de la Columna, adquirida en el siglo XIX en la ciudad de Barcelona España, traída vía Panamá por su primer propietario, el señor Sergio Córdoba Zúñiga. Otra obra que hace parte del patrimonio artístico, cultural y religioso del templo es la del Señor del Concilio, inspirada en el trayecto de Cristo al Calvario. Esta imagen, tallada a mano, tiene un completo ajuar compuesto por vestidos antiguos de gran valor. Al parecer, esta imagen es española y fue traída seguramente por los Padres Agustinos hace 300 años.

Se encuentra además el cuadro de las Animas, de autor anónimo, que data del siglo XVIII. Esta obra, junto con la imaginaria quiteña y los cuadros del Vía Crucis, obra del maestro pastuso Isaac Santacruz, son tesoros del templo de San Agustín. En el atrio de la entrada al templo se hallan las estatuas de San Agustín y de Santa Mónica, madre del Santo Apóstol.

Bajo el andén de la puerta principal está sepultado el patriota Alejandro Macaulay, fusilado en Pasto el 26 de enero de 1813 por orden del Gobernador de Quito, Don Toribio Montes. La historia, el arte y la religiosidad enmarcadas en este sagrado templo, permiten sentir paz en el espíritu, y regocijo en el alma de quienes lo visitan.

Dirección: Calle 16 # 24 - 70