Catedral de Pasto

 
 
En tiempos pasados, este lugar estuvo ocupado por la Capilla de San Francisco de Asís, destruida después de la profanación y saqueo que sufrió la ciudad durante los incidentes del 24 de diciembre de 1822.

Los Franciscanos salieron de Pasto cuando la supresión de los conventos menores ordenada por el Congreso de 1839 y nunca regresaron, la Iglesia de San Francisco se deterioró desde entonces y poco antes de terminar el siglo XIX fue derruida; en su lugar se levantó suntuoso templo que se inicio el 25 de octubre de 1899 con la bendición de la primera piedra por el Obispo de Pasto San Ezequiel Moreno Díaz y el 1 de enero de 1920 fue consagrada e inaugurada como la catedral de Pasto por Monseñor Antonio María Pueyo de Val. El Templo del Sagrado Corazón de Jesús o de San Francisco, fue erigida sede episcopal de Pasto el 5 de agosto de 1920; no se la llamó nunca por su verdadero nombre, se la dijo la Catedral Nueva y los pastusos de la vieja guardia por el culto al viejo pasado, la llamaron siempre de San Francisco.


ESTILO ARQUITECTONICO Y DISEÑO ARTISTICO
 
La Catedral fue levantada siguiendo los parámetros arquitectónicos clásicos: por el exterior dórico, para indicar su solidez y por el interior corintio, para comunicar su hermosura. El templo consta de cuatro amplias naves y de una fachada principal de especial simetría y elegante estructura. Por ello, quien por primera vez entra a visitar a Jesús Sacramentado tiene la impresión de estar bajo las bóvedas de una grandiosa basílica romana.

En el fondo del retablo mayor se destaca su Ara o Altar formado de una sola piedra, con una longitud de tres metros con treinta y tres centímetros por sesenta centímetros de ancho, labrada por el cantero pastuso Luis Pazmiño. Los retablos fusionados a los altares son de gran valor artístico, en ellos se veneran preciosas imágenes. Sobre su parte derecha se encuentra la capilla de Jesús Sacramentado y la imagen de la Inmaculada Concepción. El altar de la capilla de Jesús Sacramentado y los muebles que se hallan a ambos lados, para asiento de los señores canónigos de la Catedral, son obras del renombrado arquitecto y ebanista pastuso Lucindo Espinoza. El grandioso retablo que cubre todo el ábside del presbiterio está formado por ocho columnas, rematadas por un amplio tímpano sobre el cual descansa un sol sostenido por un ángel.
 
Es una obra de exquisito gusto, tallada en madera de cedro, dorado totalmente y, en sus mínimos detalles, ajustada rigurosamente al orden corintio. En el centro de este retablo, en su nicho principal, se venera la imagen del Sagrado Corazón de Jesús elaborada en magnífica talla. Entre los intercolumnios se encuentran las imágenes del Inmaculado Corazón de María y de San Juan Bautista. En lo más alto del ábside, entre nubes de ángeles, está la imagen del Padre Eterno, donada por el Señor Olegario Medina, ex gobernador de Nariño.

El arte nariñense se hace presente en el templo catedralicio con óleos de los maestros Isaac Santacruz y Miguel Astorquiza; así mismo el artista José León Erazo decoró la nave central, el artista Alfonso Chaves tuvo en sus manos el  trabajo de dorar el retablo del presbiterio, los altares de la capilla de San José y San Francisco, el ábside de la capilla del Santísimo y los arcos de la nave central. Por su parte, el maestro Efraín Burbano fundió la campana mayor del templo, cuyo peso es de 90 arrobas. Las únicas reliquias que se conservan desde la época del templo de San Francisco son: la talla de Jesús Crucificado, que hoy hace parte de la capilla del Santo Sepulcro; un cuadro de San José, recordando la huida de la Sagrada Familia a Egipto; una gran cruz de madera, usada en la ceremonia del descendimiento el día Viernes Santo y la imagen de San Francisco de Asís.

El órgano de la Catedral de Pasto fue fabricado en Suiza y despachado a la ciudad en 1921 sufriendo, en el trayecto de Barbacoas a Pasto, graves desperfectos. Esta reliquia patrimonial fue restaurada por el organero antioqueño Juan Carlos Ángel y reestrenada con la ejecución del maestro nariñense Jesús Gomajoa, el 24 de marzo de 2006 -jueves santo. En la actualidad funciona perfectamente por cuanto le fue adaptado un motor eléctrico para sustituir el sistema de pedales.

En el interior de la Catedral existen dos sarcófagos, tallados en piedra por el señor Luis Pazmiño, donde reposan los restos mortales de los obispos de Pasto: Antonio María Pueyo de Val, Hipólito Agudelo y Jorge Giraldo Restrepo. Por su belleza arquitectónica, su valor histórico, sus obras de arte y por ser un espacio de recogimiento interior, el templo de la Catedral es un lugar digno de ser visitado.
 
 

Dirección: Carrera 26 No. 17 - 23

CentroTeléfono: (092) 7233328

 

Horario de visitas:

Lunes a Sábado: 7:00 a.m. a 10:00 p.m. y 3:00 p.m. a 7:00 p.m.

Domingo: 7:00 a.m. a 1:00 p.m.

Fuente: NARIÑO: Ruta del Arte y la Arquitectura Religiosa - Gobernación de Nariño.

 

Video producido por la Oficina de Comunicaciones de la Alcaldía de Pasto (2010).